¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia o cirugía estética de los párpados es aquella destinada a corregir imperfecciones como son los párpados superiores caídos o las bolsas debajo de los ojos. Estas dos imperfecciones en el rostro generan una sensación de cansancio en la cara e incluso hacen parecer más mayor a una persona. Los pacientes que se sometan a una blefaroplastia podrán ver cómo su rostro puede dar un gran cambio después de haberse sometido a la cirugía.

En una operación de cirugía de párpados, el cirujano elimina la grasa y el exceso de piel en los párpados superiores e inferiores para poner fin a esa imagen de ojos cansados. Para ello, el cirujano realizará una incisión, separará la piel de la grasa, eliminará el exceso y recortará piel y músculo hasta conseguir unos párpados más tensos y estéticos. Las incisiones serán cerradas mediante suturas muy finas, por lo que la cicatriz será prácticamente imperceptible en varias semanas.

Los ojos, elementos clave de la expresión facial, transmiten mensajes de emoción, vitalidad, edad, pero con el transcurso de los años estos se ven afectados por cambios que provocan que las personas aparenten expresar cansancio o tristeza.

Son signos evidentes de envejecimiento, el exceso de piel, las bolsas de grasa y la forma caída de los ojos, pero, por suerte, la blefaroplastia puede devolver el aspecto juvenil de la mirada.

 

¿Qué es la blefaroplastia?

Así es denominada técnicamente a la cirugía plástica de los ojos, consistente en la práctica de una intervención con el fin de extirpar la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que provocan que se aparente mayor edad de la que realmente se tiene y que en ciertos casos puede llegar a interferir con la visión.

Una cirugía de párpados puede ser la solución para personas con el párpado superior caído o con bolsas en los ojos

Hay que mencionar que esta operación de cirugía estética puede variar dependiendo de las características del paciente y de sus objetivos. Además de la corrección de bolsas de los ojos y de párpados superiores caídos, existen otras cirugías de párpados enfocadas a problemas como la existencia de arrugas o de bolsas grasas. Por eso y con el objetivo de ofrecer al paciente la cirugía más adecuada, la clínica Salus se encargará de realizar un análisis previo y determinará cuál es la cirugía de párpados más adecuada.

Es algo frecuente que durante el postoperatorio el paciente se vea leves hematomas o inflamación, pero es algo que desaparecerá en una semana.

¿Qué personas pueden ser candidatas?

Los solicitantes ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellos que quieran refrescar y revitalizar su rostro, dada la reducción del aspecto de párpados pesados, estirados y la hinchazón.

Un estado general de salud bueno, estabilidad psicológica, y unas expectativas realistas, serán requisitos indispensables para ser candidato.

Aunque como norma general el perfil del paciente que se somete a este tipo de cirugías tiene 35 años o más, un condicionante genético (tendencia familiar) puede propiciar que gente más joven también presenten bolsas.

¿Cómo se procede en una operación de párpados?

La intervención será realizada en un quirófano bajo anestesia local con sedación, cuando sólo se realice la cirugía de los párpados, o bien, con anestesia general, en el caso de que la cirugía sea mayor.

La duración de la blefaroplastia es de aproximadamente hora y media o dos horas, y puede ser llevada a cabo con carácter ambulatorio, esto es, los pacientes no necesitan quedarse ingresados, pudiendo regresar a su casa unas horas después de la intervención.

Blefaroplastia superior

Tras practicar unas incisiones a lo largo de los surcos naturales de los párpados, se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, según el caso, el de piel y músculo para pasar posteriormente a cerrar con una sutura muy fina.

Hay dos procedimientos a través de los cuales se puede llevar a cabo según el criterio del cirujano:

  • Cirugía transconjuntival: la incisión se realiza en la parte interna del párpado, por lo que las cicatrices quedan ocultas. Con este abordaje se logra extraer el exceso de grasa que forma las bolsas de los ojos.
  • Cirugía transcutánea: se recurre a esta técnica cuando hay un exceso de tejido cutáneo importante en el párpado inferior consistiendo en la realización de una incisión en la piel, justo debajo de las pestañas, que se extenderá levemente a una arruga lateral (“patas de gallo”) quedando así disimulada la cicatriz. Desde esta incisión se llega a las bolsas de grasa para tratarlas, eliminando posteriormente la piel sobrante.

Cuidados posteriores a una blefaroplastia

Es importante que en las horas inmediatamente posteriores a la cirugía el paciente permanezca en reposo, con la cabeza elevada, evitando movimientos bruscos. También habrán de aplicarse compresas frías en la zona afectada para bajar la inflamación y los hematomas que entre las 48 y las 72 horas alcanzarán su máxima expresión, para luego ir desapareciendo gradualmente. Las molestias pueden ser habituales, pero serán mitigadas con la medicación, colirios y pomadas recetadas que se administrarán tal y como el cirujano indique. Las cicatrices podrán tener un aspecto rosado al principio. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en una línea clara casi invisible.

Se recomienda evitar esforzarse, agacharse y levantar objetos pesados durante el postoperatorio. En muchos casos, se podrá regresar a las actividades cotidianas en 10 días o menos. Aunque se sientan ganas de regresar al trabajo a los pocos días tras la operación, existe la posibilidad de que la visión esté ligeramente borrosa lo cual podría dificultar la lectura y actividades burocráticas.

Resultados

Los cambios conseguidos con la blefaroplastia son muy relevantes en el aspecto facial del paciente convirtiéndose así en una de las cirugías de mayor demanda en la actualidad.

El efecto rejuvenecedor y de lucidez obtenidos, que se mantiene durante años llegando a ser permanente en muchos casos, ya que, por lo general, las bolsas de los párpados no reaparecen, es la clave del éxito de ésta intervención.

Operación de blefaroplastia en Granada

El procedimiento de blefaroplastia en Granada es uno de los más famosos por ofrecer siempre los resultados que busca el paciente.

La blefaroplastia es una técnica segura que en nuestra clínica en Granada realizamos con las técnicas más innovadoras. La cirugía de párpados en nuestra clínica sigue un proceso completamente personalizado y la paciente tendrá un acercamiento desde el primer día al resultado final.

Clínica Cirugía Estética y Plástica Cocoon 
Dirección: Camino de Ronda 95, 18003 Granada
Teléfono: 958 521 238
Web: https://www.cocoonimagen.es/

Salus Medical Clinic
Dirección: C/ General Narváez Nº1 Local 3, 18002 Granada
Teléfono: 958 223 310
Web: https://salusmc.com/

 

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *