Más de un millón de personas conviven con dolor de origen neuropático

Más de tres millones de personas sufren dolor en nuestro país y, en la mitad de los casos, éste podría tener un origen neuropático, según se desprende del estudio Actitud Terapéutica ante el paciente con dolor crónico en las Unidades de Dolor en España (STEP).

De acuerdo con el STEP, el dolor neuropático afecta fundamentalmente a mujeres (65 por ciento frente al 34 por ciento hombres) por encima de los 40 años y la mayoría lo viene padeciendo una media de 68 meses, es decir, algo más de cinco años y medio.

El dolor neuropático se debe a una disfunción o lesión del sistema nervioso central y está causado por enfermedades como la diabetes, distintos tipos de infecciones o cáncer. Suele comenzar por un hormigueo que luego da lugar a ardores y calambres recurrentes y se caracteriza por su severidad e intensidad.

En la escala del dolor que utilizan los especialistas para medir la intensidad del mismo, donde cero es el menor dolor posible y diez el máximo, estos enfermos manifi estan tener un dolor de 6,5.

DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

Como consecuencia de esta severidad, la mitad de los pacientes sufren depresión y una cifra similar, alteraciones del sueño y ansiedad. Otros datos del STEP señalan que en el 12 por ciento de los casos el dolor ocasiona pérdida de peso y en el 8 por ciento, astenia, es decir, falta o decaimiento de fuerzas.

Según afirman los propios afectados, el dolor les ha cambiado la vida en muchos sentidos. Así, el 28 por ciento de ellos asegura que ha empeorado su salud en general; el 37 por ciento que ha perdido capacidad física; y un 55 por ciento indica que ha visto cómo ha empeorado su estado emocional.

Desde una perspectiva más económica, el dolor neuropático se asocia con un aumento de los costes sociales derivados de las bajas laborales y de los días de hospitalización. En concreto, en los últimos seis meses, el 28 por ciento de los enfermos ha estado de baja por causa del dolor, el 12 por ciento ha requerido hospitalización con un tiempo medio de 12 días de estancia y el 25 por ciento ha tenido que acudir a urgencias por este motivo.

En opinión de los coordinadores del estudio, tanto el coste social (asistencia y bajas laborales) como el coste personal (calidad de vida) podrían mejorar.

DIFÍCIL DE CONTROLAR

Pero el grave problema asociado al dolor neuropático es la difi cultad de controlarlo, un aspecto que se confi rma al comprobar que, según el STEP, sólo el 41 por ciento de los pacientes están siendo tratados de acuerdo con las recomendaciones que establece la Organización Mundial de la Salud para el tratamiento paliativo del dolor.

En este punto, y de acuerdo con dicho estudio, cabe señalar que el 95 por ciento de los pacientes están recirecibiendo tratamiento con fármacos, siendo los analgésicos los más utilizados, en más de la mitad de los casos. En los últimos años, los investigadores vienen trabajando en distintas alternativas para lograr un mejor control del dolor, entre las que cabe destacar como una de las más prometedoras la combinación de medicamentos.

De hecho, durante la última reunión organizada por la Sociedad Española del Dolor se presentaron varios trabajos en este sentido, uno de los cuales ha demostrado que los opioides asociados a los antiepilépticos mejoran la efectividad en el dolor neuropático respecto a la administración única del antiepiléptico.

En opinión de los investigadores, la asociación de estos analgésicos, que es lo que vienen preconizando los esquemas terapéuticos en la nueva escalera analgésica del dolor neuropático, es más efi caz que la utilización de uno solo.

[Total:0    Promedio:0/5]